4 errores clásicos que todos cometemos al consumir vino.
Acércate a la perfección con esta sencilla guía.

Tomar un buen vino es una experiencia única… de no ser por los errores que todos cometemos a la hora de consumirlo. Es hora de que tú también sepas cómo evitar cometer estos cuatro errores clásicos:

 

Ella cometió el clásico error de abrir su Champaña en el lugar equivocado

 

1. Tomar Vino a la temperatura incorrecta

Para disfrutar de un buen vino tinto, es necesario ponerlo durante una hora en el refrigerador, posteriormente este debe dejarse a temperatura ambiente para que logre llegar a la temperatura ideal (entre 16º y 18º). Los Cabernet Sauvignon, Merlot, Carmenere y Syrah deben tomarse a 18º mientras el Malbec debe estar a 16º, en tanto el Pinot Noir debe bajar hasta los 14º.

Para los vinos blancos debes cuidar la temperatura, si la copa en el que lo sirves se empaña es indicador que el vino esta muy frío. El Chardonnay debe servirse entre los 10º y 12º, mientras que el Sauvignon Blanc debe fluctuar entre los 8º y 10º. Finalmente los vinos rosados, espumosos y Late Harvest deben bajar hasta los 6º.

 

2. Llenar la copa muy poco o demasiado

Para servir la correcta cantidad de vino tinto, debes fijarte en la cepa que estas utilizando. Si es un tinto ligero, la correcta medida en la copa es servirla hasta la mitad, mientras si el tinto escogido cuenta con más carácter y cuerpo debe ser servido solo hasta 1/3 de la copa. Los espumosos son los vinos que se sirven en mayor cantidad, este debe estar casi al tope de la copa. En tanto los vinos blancos deben servirse hasta ¾ de la copa.

 

3. Almacenar el vino de forma incorrecta

Almacenar vinos en tu hogar no es una tarea que se debe dejar al azar. En primer lugar, debes guardar las botellas de manera horizontal, protegiéndolo de la luz y a una temperatura constante, fíjate que esta no supere los 24ºC. Es importante, tratar no mover la botella, y aislarla de cualquier tipo de olor que pueda interferir en él. Recuerda que los vinos no son eternos, no todos mejoran su sabor con el tiempo. Los vinos tintos aproximadamente pueden almacenarse y añejarse de 2 a 10 años, dependiendo de la cepa. La mayoría de los vinos blancos debe consumirse después de 2 años de su elaboración.

 

4. Guardar un vino demasiados años

Los vinos no siempre se ponen mejores con los años, de hecho, muchos se terminan echando a perder. En el caso de los vinos tintos, debes estar atento a su color, si este es café, no esta en condiciones para ser tomado. Lo mismo sucede si lo hueles y a este le sientes olor a humedad o si al beberlo está ácido. En las cepas de vino blanco, debes estar atento a que su color no sea dorado, ni que tenga un olor desagradable.

 

Ahora que conoces estos errores, estamos seguros que no los cometerás más. De ahora en adelante, di ¡Salud! con tranquilidad.

Revisa las Redes Sociales de nuestras marcas para estar actualizado de las últimas noticias, eventos y más.